CUERPO CONSTELADO

A esta hora la célula epiteliar número n
del meridiano serpentino
(de la serpiente japonesa)
o pericardia
se acuerda de vos


Azul
la subclavia te delata
la caída precipitada
al palpitante precipicio...
y yo, yugularmente
me inyecto
hasta el dedo medio
una especie de exorcismo frotador
para poder llegar a oscuras
hasta el nuevo avistamiento del sol
solitario
sin vos.
Punto se teje
Tres veces, por las 9 estaciones
y tres veces por el octavo.
A esta hora
añoro el prohibido envolvimiento
de mirarte la claridad
en glóbulo oscuro
aleteando somnolencia
sobre la ojiva del desvelo.

No hay comentarios: