Análisis de obras cinematográficas: Contexto y obras de La Nueva Ola, Checoslovaquia

Después de la segunda Guerra Mundial, se revolucionó toda la industria cinematográfica, dando como resultado, la estatización de la producción, la apertura de la Academia de Bellas Artes y de la Facultad de Cine y en 1946, el nacimiento del Festival Internacional de Cine de Karlovy Varyde, el más importante del país.
Pero en 1948, la República Checoslovaca se vio afectada por la censura que el poder autoritario del Partido Comunista instauró y que apoyaría únicamente a la dramaturgia oficial y al realismo social, así como a los films de propaganda.
Quizás la película con mayor éxito en la historia del cine checoslovaco sea “La Princesa orgullosa”, de. Borijov Zeman, que fue la adaptación de un cuento popular checo, en 1952, donde se describe la vida lujosa y los caprichos de una joven princesa, que algunos críticos interpretaron como una crítica a la falta de libertad de la época.
Además, se observó una gran cantidad de películas de dibujos animados, como las de Karel Zeman, que se caracterizó por mostrar trucos. Un importante ejemplo a mencionar es “El Viaje a la Prehistoria” o “Ante la Bandera”, basada en la genialidad de Julio Verne y que fue premiada en la Expo de Bruselas de 1958.
Alfred Radok, director de cine y teatro, crea, a finales de los cincuenta, un proyecto llamado Linterna Mágica, cuyas funciones combinan de manera poética el teatro, el cine y el baile. También fue estrenado en la Expo de 1958, donde cimentó su fama con una medalla de oro.
En la década del sesenta, las relaciones políticas se distendieron, permitiendo que surja una de las corrientes más fructíferas del cine checo, Llamado La Nueva Ola, por referencia al movimiento francés, este movimiento, formó parte también de los “nuevos cines”, y trajo como resultado la atención de la crítica y el público internacional. La Nueva Ola agrupó a cineastas que querían hacer un cine más personal y al margen de las estructuras burocráticas. Sus films se caracterizan por ser contestatarios al sistema establecido, así como por poseer un cierto escepticismo ideológico y antropológico y tratamientos muy irónicos de los temas. Al igual que en el resto del mundo, se hacen películas que abordan la vida cotidiana, los conflictos generacionales, la temática juvenil y la moral personal frente a las convenciones sociales.


-UN DÍA, UN GATO, de Vojtech Jasný (Checoslovaquia,1963)
Este film marcó quizás un punto de partida a través de sus innovaciones técnicas y estructurales, por cuanto hace uso de efectos especiales, iluminación simbólica y teatral (al menos en la escena del acto de magia) y una experimentación con el color, así como un argumento crítico de la sociedad pero siguiendo la estructura metafórica. Esta película de Jasný pertenece al género de comedia fantástica cuyos efectos especiales juegan un papel importante, donde los personajes observados por el gato se transforman a un color específico que denuncia sus verdaderas intenciones. Los mentirosos e inescrupulosos se tornan violeta; los adúlteros, amarillos; los ladrones, grises, y los enamorados, de color rojo.

Observemos el fragmento-escena que da inicio con una trapecista vestida de rojo (que ha surgido a partir de un pétalo de rosa) en un show de magia, donde su mago le envía un gato rodando sobre una esfera. Este gato tiene lentes oscuros para proteger a los espectadores de su extraño don que es el de exponer las verdades sobre quienes son vistos por éste. En un instante, la trapecista le quita los lentes, y los espectadores comienzan a colorearse y bailar en grupos según sus colores. Se uso de transparencias y transposiciones de planos, con un montaje acelerado que va al ritmo de la música. En esta escena se hace uso mayormente de planos generales, para mostrar a los personajes en conjunto y destacar las diferencias de colores. El resto de las personas intentan huir de la mirada del felino. El uso de un animal le da un carácter de fábula a este film, donde la moraleja intenta develar la realidad de las personas, apuntando a reflexionar sobre la vida críticamente.

-LAS MARGARITAS, de Vera Chytilova (Checoslovaquia,1966)
Vera Chyntilova se adentra a la Nueva Ola con uno de los más experimentales de este movimiento, donde dos anárquicas muchachas, interpretadas por las actrices Ivana Karbanová y Jitka Cerhová, protagonizan múltiples y disparatadas aventuras. Por causa de films como éste, la directora fue censurada y su cine dejó de ser admitido por el gobierno comunista hasta 1975. Perteneciente al género de comedia delirante y absurda, esta película hace un fuerte cuestionamiento a la estabilidad del lugar, las desigualdades entre sectores sociales con una representación satírica de ese perfecto y cuidado orden.
Observemos el fragmento que da inicio con un plano fijo cenital de una cama donde se encuentran las 2 jóvenes: una rubia y una pelo negro. La rubia descubre debajo de las frazadas a su compañera y comienza a enrollarla en otra frazada. La escena es interrumpida entre plano y plano por un “plano intruso” con un sonido mecánico y un collage de fotografías que dura solo un instante para dar continuidad a la acción en la escena, la de seguir enrollando a su compañera. Finalmente la cama tiene solo una frazada negra, la chica rubia saca una gran cantidad de tijeras y comienza a recortar esa frazada negra que está debajo de su amiga, y traspasa por error la ropa negra de la otra muchacha. Entonces, ésta reacciona, con esa peculiar actuación, absurda, teatralizada y cual delicada muñeca, se molesta, tomando en sus manos una tijera para “vengarse”. En este momento, empezamos a observar una pelea en la que las muchachas se mutilan la una a la otra, pero como si fueran muñecas de revista, sus miembros parecen recortes de fotografías que se superponen y se reorganizan en distintos lugares de la habitación. La cámara se posiciona en un plano general y como si fuera una composición de collage, todo sucede ahí dentro de ese aparente plano fijo, fraccionado en múltiples cuadritos que dan la apariencia de ser recortados por tijeras.
Posteriormente, pasamos a un nuevo escenario. Las dos jóvenes aparecen en un extraño edificio, donde hay una especie de pequeños ascensores para cargas pequeñas. El transporte de personas es prohibido, pero ellas transgreden esa regla y aunque incómodas en el diminuto ascensor, se adentran y desde allí observan situaciones inconexas, como una carnicería (los cuales son vistos en pantalla como planos subjetivos), la aparición de estas imágenes se asemeja a la de una proyección de película, divididas por fotogramas negros. Al salir del pequeño ascensor, visualizamos un juego de planos detalle de repetición de múltiples puertas, y finalmente, las chicas se adentran a una gran sala de banquetes, perfectamente decorada. Muy delicadamente, una le expresa a la otra, que hay que ser cuidadosas y sutiles para degustar los alimentos, y luego ésta misma mete la mano por completo en una hermosa torta; saca su mano y se escurre su embadurnada mano con sutileza, con la misma que toma una pequeña porción de torta, como una clara sátira a la opulencia y el orden establecido.

Ambos films pretenden motivar en el espectador el cuestionamiento de las leyes conservadoras impuestas por el aparato del Estado como ente controlador de las mentes, la moral, el orden por la fuerza y  la educación segmentada a favor de intereses hegemónicos y de pocos poderosos, pese a que se encuentrara enmascarado por el nombre de comunismo.

No hay comentarios: