SUEÑO SEGUIDO

Cruzando el río estabas
sobre escarcha caminando
a risas claras 
y yo en suspiro 
de tantas ganas 
sonrojo y sonrío. 

El río de tela soplaba 
a galope amarillo 
tu pelo separaba 
¡ay!, el viento atardecido 
al invierno te llevaba 
mientras yo, 
a la sombrilla de una flor me aferraba. 

De lejos, ennubecido 
un volcán te llamaba 
todo lleno de nieve 
el cono se paraba. 

Vos, soñorecido señor, me saludabas 
y así, enblanquecido 
de norte y sur jugabas. 
las gotas del rocío allá, 
'tan congeladas.

27-9-16

No hay comentarios: