REBANADAS






Me duele la fatalidad de un espacio enrejado





por donde se sale a golpes


un niño obeso


en rebanadas blandas


derretidas

goteantes como lágrimas

porque me llora todo...

me llora el poro multiplicado:

poro de vidrio

vaporoso

helado.




Me sigue mirando

y en su transparencia

habla poco y yo lo quiero.




Creo que me desprecia

y yo lo quiero.




Me persigue el NO

el no de nunca

aunque lo quiera

y aunque él a mí me deje

así partida

porque era trueno con rayas y rayos

...bonitos

blancos como los huesos

que afilados me rebanaron

la mugre escapista

ignorante

infantil con sobrepeso

cuando asomó la cara y se la golpeaba constantemente

mientras creyó poder entrar por la espalda del trueno

la misma noche que frotó sus ojos con las manos

o las manos le taparon los ojos para no mirar.

5 de julio de 2010 a la(s) 16:39






No hay comentarios: