HOY



A lo lejos


el torbellino enfurecido va girando


centripetuoso


enguyendo luciérnagas


que han vivido dentro suyo


pero sin girar a tal velocidad.






Yo lo miro


tapándose los fríos de la cara;


y las luciérnagas,


enardecidas,


se encienden y se apagan.






Van doliéndole por partes


en lo oscuro


la cara


que se le deforma en el giro de los círculos concéntricos.






Van soplándole vida


luz


latidos


y él, así depurado


va quitándose el encanto


pero yo aún lo miro


pájaro


rey de monos con escamas


fuera del cielo


extrayendo la energía del sol


para organizar constelaciones


levitando todavía.






8-7-14

No hay comentarios: