ATITLÁN

Venían las olas agarradas de las manos
Estrellándose de cabeza
Con risas y “rebalsos”
Impulsadas con las piernas
Y los ojos bien cerrados.

Se regresaban succionadas
Boca abajo, por los brazos:
Tres de frente, dos de espaldas,
Dos celestes y otras acuas.
Y de risas cristalinas
Se tragaban el verano.

Quedaron las olas agarradas de las manos
Con sus chistes, en el lago.

2001

No hay comentarios: