PECA-MINOSA

Quiero abrazar las pecas
de la blanca nube fosforada.


Se las arrancaré con la boca
una por una furiosa.

Lanzaré la más chiquita
hasta el cielo para que tope
en el hueco espasmo del respiro atmosférico,
infinito solitario gaseoso.

Tomaré todas sus pecas delirantes en mis brazos
siendo planas, siendo curvas
¡siendo claras! Siendo oscuras,
y redondas como lunas
de lunares destellantes.

¡Ay! Qué pecas peleoneras
tan chiquitas y risueñas,
se me pegan y me atacan,
me marean y me engrapan
su placer adhesivo
...fosforado.

Pecas, puntos cafecitos
que en los pechos me rebotan
los arranco de la nube,
me los trago y vuelo gorda.

(2001. De: Alaridos, Mención de Honor en Juegos Florales de Sonsonate,
El Salvador, 2006. Publicada en Diario CoLatino, 2008)

No hay comentarios: