Cuento de un día completo



Se desabotonó el cielo

y sacudió de su traje las estrellas;

metió las manos en las bolsas

y mirando a la nada se puso a decir:


-"Lluévanme, nubes

porque mis ojos se agacharon a ver a una doncella

y de su pétalo amargo estoy envenenado.


Con el sol evaporé el rocío de sus ojos

y con las manos del día exhibí su belleza.


Le sonreía de lado con la luna

y dejándose besar por picaflores

mis mañanas se opacaban.


En desvelo, nuevamente, en este alba

nubes mías, nubes blancas,

con sus trajes de tristeza

exhálenme gritadas gotas de lumbre;

¡destrúyanme este sueño!

despiértenme al ardor

que nunca de sus ojos

reflejo podré ser..."


Así, el alto cielo atormentado

cesó su llanto al medio día.

Se abotonó a las 6:30

y sollozaba de vez en cuando.


18-07-04

2 comentarios:

GeR0 dijo...

Bienvenida al mundo de los blogs. Con la misma idea que vos empecé hace menos de una años, ahora siento que me desviado un poco, pero así esta cosa: cuando estas frente a la pantalla no te podés detener. Te invito a que te des una vuelta.
Acá otro blog que te recomiendo ver acá. Saludos

franric dijo...

hol airis es un gusto, estube viendo tus trabajos y me parecen muy buenos, yo tambien soy ilustrador pero aun no tengo blog ya lo estoy haciendo saludos frankricaldi20@hotmail.com